2018-01-17

Whatsapp no tiene Out of Office

Uno de los múltiples problemas que tiene usar WhatsApp para el trabajo es el Out of Office cuando nos vamos de vacaciones. Todos siguen escribiéndonos por allí, pues no saben que estamos de vacaciones, y nosotros nos vemos en la obligación de contestar.  

Podemos colgar el cartel de aviso en el estado pero eso sería algo demasiado general (muchos no quieren publicar por todos lados cuando no están) y poco efectivo porque las listas de trabajo siguen funcionando y nosotros recibiendo mensajes.

Es por eso que fomento poco, y casi nunca recomiendo, el uso del WhatsApp para el trabajo. Se hace difícil lograr el quiebre de la rutina diaria, tan necesario en vacaciones para relajarse y descansar. Además hay otras aplicaciones que resuelven mejor este y otros problemas sin perder la universalidad que WhatsApp tiene.

Con esto no digo que debemos prohibir el uso de WhatsApp para el trabajo, pero si mantenerlo acotado a ciertas prácticas. Buscamos no caer en lo fácil que es usarlo para todo.

Seguimos pensando..

2018-01-15

Desaprender

Andres Neuman, en un podcast de Aprender de Grandes, comenta que una de las cosas que aprendió fue a desaprender y define el término como desprenderse de cosas que creíamos que sabíamos. 

Me gustó la idea de desaprender. La relacioné con mi seguir pensando ya que también requiere poder cambiar de opinión y me pareció que hacerlo regularmente era 
  • difícil porque significa tomar la decisión de ponernos en el lugar de cuestionar cosas que  pensamos que son verdades inmutables.
  • importante porque si no estás dispuesto a hacerlo, no vas a poder aprender cosas nuevas. Días atrás hablé de que para cambiar se necesita un slack. Si no desaprendemos, no generamos ese slack.
  • necesario porque el mundo esta cambiando y lo que nos trajo hasta aquí no nos va a servir para lo que se viene.
A vos que te parece?


Seguimos pensando..

2018-01-12

Sin slack no hay cambio

Terminé de leer Slack de Tom DeMarco. Un libro con algunos altibajos pero que te deja mensajes interesantes. El más fuerte es que si una organización no tiene slack, no va poder a cambiar, mejorar o innovar. Y lo muestra con un lindo ejemplo:


¿Recuerdan ese juego? Es el que hay que mover los cuadrados para ordenarlos correctamente, sólo que en este caso el espacio en blanco se utilizó para sumar otro número (el nueve). Así la empresa usa todo el espacio disponible pero pierde la capacidad de cambiar.
"The open space represents what I call slack, the degree of freedom required to effect change. Slack is the natural enemy of efficiency, and efficiency is the natural enemy of slack. And there's the rub: There are things you can do to make an organization more efficient that interfere with its ability to change and reinvent itself later."
Otro que también me dejó pensando (dado mi background y natural tendencia hacia "eficientizar todo") es este:
"It's possible to make an organization more efficient without making it better. That's what happens when you drive out slack. It's also possible to make an organization a little less efficient and improve it enormously. In order to do that, you need to reintroduce enough slack to allow the organization to breathe, to reinvent itself, and to make necessary change."
Seguimos pensando..

2018-01-10

Asi no se trata a los clientes

Primer acto el cliente nota un incremento sostenido en sus facturas a lo largo del tiempo y se queja. La empresa pone una excusa muy pobre.

Segundo acto el cliente se queja nuevamente y avisa que estará buscando mejor servicio en otro lugar. La empresa encuentra un error involuntario en la facturación y "corrige" en la cuenta del cliente.

Tercer acto el cliente se queda pensando en eso de que ¿si un árbol se cae en el bosque pero nadie lo escucha, hace ruido? o mejor dicho "¿si el cliente no se quejaba, se encontraba el error?"

¿Cómo se llama la obra? Esa no es la experiencia de cliente que estamos buscando!

Seguimos pensando..

2018-01-08

Tiempos distintos requieren testers distintos

Es difícil negar que la práctica de testing, y en particular el rol del tester, está cambiando. La ola (o tsunami) de cambios tecnológicos que vivimos impacta también en dichas costas. El miedo existente en mucha gente, a ser reemplazados o quedar obsoletos por dicha ola, está patente en el mundo del testing.

Pero ¿hay motivos? ¿Los testers deberían estar preocupados por los cambios que hay? ¿Los testers son una raza en extinción?

Mi respuesta rápida es NO.

El mundo consume cada vez más tecnología y por consiguiente cada vez más software. Esto, indefectiblemente hace que necesitemos seguir haciendo testing. El problema está en qué entendemos por testing cada uno de nosotros y aquí sí hay gente que debe preocuparse. En un interesantísimo artículo de 2013 (sí, de hace tiempo!), James Bach hace una distinción fundamental entre "checking" y "testing" que transcribo a continuación:
"Testing is the process of evaluating a product by learning about it through exploration and experimentation, which includes to some degree: questioning, study, modeling, observation, inference, etc.
(A test is an instance of testing.)
Checking is the process of making evaluations by applying algorithmic decision rules to specific observations of a product.
(A check is an instance of checking.)"
Si creemos en estas definiciones, lo que a mi entender está pasando es que la forma de "testear" está cambiando y "checkear" está dejando de ser la forma default de hacerlo. Como resultado de esto, la gente que "trabaja de checkear" sí debería empezar un proceso de reconversión urgente.

Las actividades y herramientas que nos sirvieron para hacer testing hasta hoy están dejando de ser efectivas. Hoy necesitamos nuevas formas de testear y nuevos skills en nuestros testers, si queremos seguir siendo relevantes. No debemos tener miedo, este tipo de cosas pasan en todas las profesiones. Los tiempos cambian, las herramientas y conocimientos relevantes también.

Seguimos pensando..