2015-06-05

La productividad sin objetivo tiene poco sentido

Vivimos en un mundo en el que se demanda cada vez más. Nuestro día a día se ha transformado en una carrera desenfrenada de la que algunos creen que debemos bajarnos. Hay un forcejeo permanente, entre aumentar la velocidad y bajarla, que ya ha cobrado una víctima. La palabra productividad ha caído en desgracia.

Mucha gente cree que ser productivo es malo en sí mismo, cuando lo malo es tratar de “meter tareas” en cada minuto de tiempo que tengamos disponible y estar permanentemente pensando en todo lo que tenemos que hacer en lugar de disfrutar un poco más.

Ser más productivo es un fin loable, en la medida que tengamos un objetivo y acotemos ese esfuerzo a parte de nuestro tiempo.

Seguimos pensando..

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Muchas gracias por comentar. Por favor deja tu nombre y/o email, los comentarios son mucho más valiosos cuando se sabe quien los hace.