2010-04-12

Estandard = Aburrido = Desmotivador?

Hace unos días leí este post de Pablo Sametband sobre procesos y creatividad que me dejó pensando. Él planteaba:
"...he notado siempre una tensión entre la necesidad de lograr formas de trabajo maduras, eficientes, de gran calidad y el gusto de los profesionales por tener autonomía y libertad de tomar decisiones por sí mismos."

El punto clave en este tema es que las personas perciben como aburridos y poco gratificantes los trabajos que han sido "estandarizados". Restringiendo el alcance de lo que diré al área de profesionales de IT, creo que la raiz de esta percepción está en dos ejes fundamentalmente:

Las características de este tipo de trabajos:
  1. Se hacen siempre igual (repetición).
  2. Son hechos por mucha gente. El trabajo es anónimo, no hay toque personal.
  3. Se esperan ratios de productividad definidos y se mide a la gente por ellos.
  4. No hay posibilidad de superación. En el mejor de los casos se hizo el trabajo que se esperaba. En el peor se cometieron errores.
Las características de las personas que comunmente hacen este tipo de trabajos:
  1. Son profesionales con estudios universitarios o estudiantes universitarios.
  2. Es gente altamente demandada en el mercado (por lo menos en estos tiempos).
  3. Es gente joven con empuje y ganas de hacer cosas nuevas todo el tiempo.

Dicho todo esto las soluciones también vienen por dos vías. Implementar estrategias basadas en cambiar las características de los trabajos a realizar y la segunda, implementar estrategias basadas en cambiar el tipo de personas que hacen dichos trabajos. Pablo comenta en su post algunas ideas relacionadas con cómo "mantener interesantes" los trabajos más estandarizados o estructurados.

Yo agrego algunas ideas respecto a la segunda alternativa.
  • Cambiar de gente. Encontrar un grupo de personas que encuentre interesante hacer cierta experiencia en este tipo de trabajos (gente de otras carreras, gente de otras edades, gente de otras industrias con trabajos de características semejantes, etc.).
  • Asignar temporalmente. Pensar las asignaciones a estos trabajos como algo temporario de algunos meses y no como si fueran de por vida. Cuando las asignaciones son por un tiempo claro y definido, la gente tiene cierta percepción de "movimiento".
  • Asignar simultáneamente. Combinar una asginación a un trabajo estandard con asignaciones a otros trabajos (estandards o no) que permitan cierto "respiro".
  • Buscar beneficios alternativos para las personas, más allá del trabajo en sí mismo. Ejemplos de esta idea son el teletrabajo, los horarios flexibles o las jornadas reducidas.

Como último comentario quiero aclarar que trabajar sobre la segunda alternativa trae algunos riesgos a gestionar. La calidad, la productividad y los costos pueden sufrir al aplicar estas ideas. Tengámoslo en cuenta y veamos la forma de mitigarlos.

Lo que no podemos hacer es mantenernos como estamos y pretender que las cosas cambien.

Seguimos pensando..

1 comentario:

  1. McCenture. Hay demasiadas empresas que apuntan a ese modelo lamentablemente...

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Por favor deja tu nombre y/o email, los comentarios son mucho más valiosos cuando se sabe quien los hace.