2010-01-17

Innovar, en la práctica, requiere una dinamica diferente

Como muchos saben, los temas relacionados con Web 2.0 ocupan gran parte de mi CPU últimamente. Por eso cuando hoy leía el post de Martín Mendez titulado Managemente Innovación 2.0: co-creando valor, y luego la conversación planteada por Juan Carlos Lucas en este post y Sebastián Paschmann en este, mi cabeza generaba ideas en cantidad.

En particular uno de los temas en los que pensaba está relacionado con la forma de bajar a la práctica el tema de la Innovación en la empresa. Supongo que sería como hacer un doble-click en el tema de Innovación planteado por Martín.

Para romper el hielo voy a decir que "Innovar no es una opción sino un deber". En el mundo actual es necesario innovar para poder sobrevivir. No hacerlo nos hace retroceder frente a nuestros clientes, nuestros empleados y la competencia. ¡Seth Godin diría que no hacerlo es volverse aburridos! Pero ¿cómo hace el mismo grupo de personas que todos los días interactúa por temas operativos para cambiar su modelo mental y setearse en una nueva dinámica: la de la innovación?

Si se ponen a pensarlo el tema no es menor. Personas acostumbradas a interactuar y relacionarse con determinados objetivos operativos como ser elaborar un producto, brindar un servicio o cumplir con una determinada tarea, ahora deben hacer otra cosa.

Algunos pueden decir que innovar también es "hacer una tarea" o "producir algo". Sí por supuesto. Pero esta no es una tarea cualquiera, es algo totalmente nuevo: Es re-inventarse, es re-diseñarse, es re-imaginarse (diría Tom Peters). Según Einstein, locura es hacer las cosas igual y esperar resultados distintos. Cuanto más lejos de las formas cotidianas de trabajo y pensamiento, más disruptivas será la innovación.

Buscando dinámicas diferentes

En este contexto de innovación necesaria y dinámica diferente es que creo que se insertan los temas de web 2.0. En particular, con la aparición de herramientas de social media es posible ensayar nuevas formas de interacción y conversación tanto dentro como fuera de la empresa. Y con eso nuevas dinámicas de trabajo que, tal vez, nos permitan lograr la tan deseada innovación (y digo tal vez porque es un campo nuevo en el que todavía las preguntas sobrepasan en cantidad y calidad a las respuestas).

Puntualicemos en uno, piensen en el impacto que puede tener una herramienta "Twitter like" al proceso de generación de ideas de una organización.  Como ejemplos de esto puedo citar el post de Ángel López donde contaba que Twitter para él es serendipity o lo que yo contaba aquí sobre el uso de Yammer.

Pensando a la innovación como proyecto

Para cerrar una pregunta: ¿Cómo gestionamos el proyecto Innovación?

Y lo pienso en la práctica, bien en la trinchera. Tal vez no podamos hacerlo de la misma forma que otros proyectos, tal vez debamos pensar en otra cosa. Mi sospecha es que mecanismos de gestión de proyectos más ágiles deberían resultarnos más adecuados para la gestión de esta nueva clase de proyectos de innovación. Veremos... el tiempo dirá.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Muchas gracias por comentar. Por favor deja tu nombre y/o email, los comentarios son mucho más valiosos cuando se sabe quien los hace.