Dar una charla tiene 4 estados


Dar una charla en una conferencia o en un congreso es un verdadero calvario. Es un proceso conformado por cuatro estados, tres nerviosos y uno de relax:
  • El primer estado nervioso es el de la postulación de la charla. ¿Le gustará al jurado? ¿Te elegirán para presentar?
  • El segundo es el del armado. ¿Para qué me metí en este lío? No me va a alcanzar el tiempo para preparar.
  • El tercero es cuando damos la presentación. El tema no es interesante. No va a gustar. Ese chiste no es gracioso. Hay demasiado texto.
  • El cuarto es el relax y la satisfacción. Ya está. La cosa salió bien. Aplaudieron. Listo se terminó.

El secreto está en que la satisfacción del cuarto estado es, por lejos, mucho mayor al sufrimientos de los nervios anteriores por lejos.

Seguimos pensando..

Comentarios

  1. Jajaja
    Muy realista!!!
    En mi caso se agrego un recorte de tiempo que me hizo pensar,para un futuro, en preparar la versión corta de la charla previamente y no sobre la marcha!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Muchas gracias por comentar. Por favor deja tu nombre y/o email, los comentarios son mucho más valiosos cuando se sabe quien los hace.