2015-03-18

Los consultores nos quejamos

Es un clásico que muchos consultores se quejan de caer en servicios de staff augmentation. También, muchos se quejan de estar en servicios realmente de consultoría. La cruda verdad es que mucha gente se queja porque no se toma un momento para evaluar más fríamente los pros y cons de cada situación.

Empecemos por definir un poco cada clase de servicio. Los servicios estilo "staff augmentation" son aquellos donde el consultor cubre un puesto en el cliente, trabajando casi como si fuera uno más de su plantilla. Otro término muy común para este tipo de asignaciones es body shopping. Cuando caemos en una posición así, recibimos directivas del cliente, trabajamos en sus oficinas, cumplimos sus horarios, el proyecto no tiene fin (es continuo) y la forma de ver si hacemos bien o no nuestro trabajo es ver si cumplimos la "job description" definida por él.

Lo que yo llamo servicios realmente de consultoría tienen principio y fin, objetivos, resultados y entregables concretos. Además el liderazgo es ejercido por nosotros (la empresa de consultoría). En estos servicios también cumplimos horarios, trabajamos en el cliente y seguimos sus directivas pero en un nivel mucho más alto y no son el principal foco de la cuestión. Al punto que mientras los primeros se pagan/cobran por hora, los segundos van por "hitos".

Hay mucho más para decir sobre las diferencias y similitudes de estos dos tipos de servicios pero el foco de este post es otro: las personas que trabajan en consultoría, en uno de estos tipos de servicio, tienden a envidiar el otro (en el que no trabajan) y maldecir al que sí tienen

Desde que el mundo es mundo los seres humanos anhelamos lo que no tenemos. Si tenemos una familia, extrañamos no tenerla para viajar y "vivir aventuras". Si no la tenemos, queremos echar raíces, sentar cabeza. En la consultoría pasa lo mismo. Cuando estamos en un proyecto de consultoría nos tensionamos por el ritmo, por los viajes, por el tironeo con otros proyectos y por el cansancio de tener que ir de un lado para otro. A su vez envidiamos a aquellos que todos los días van al mismo lugar, a hacer un trabajo que ya conocen y pueden organizar su vida más fácilmente. Por su parte, cuando estamos en un servicio estilo staff augmentation, nos quejamos de que no crecemos, de que estamos estancados o de que no somos tenidos en cuenta para cosas más "cool".

Mi opinión personal es que ninguno es bueno o malo en valores absolutos. Nosotros mismos somos responsables por nuestra carrera y debemos tener claro que tipo de proyectos queremos hacer, en cada momento de nuestra vida (momentos de adrenalina pura, momentos de tranquilidad, ...). Si logramos esta claridad estaremos más contentos con lo que tenemos y menos amargados por lo que no.

Seguimos pensando..

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Muchas gracias por comentar. Por favor deja tu nombre y/o email, los comentarios son mucho más valiosos cuando se sabe quien los hace.