Lo que tus correos dicen de vos


¿Se han encontrado frente a un mail sobre el que no se entiende qué debemos hacer? Usualmente se trata de un reenvío de una cadena. A veces viene con un mensaje críptico del estilo "Hablemos de esto". A veces ni eso.

Lo primero que quiero decirles es que no están solos. Nos pasa a todos y sí, eso habla más del que envía que del que recibe. Cuando recibimos ese tipo de correos estamos frente a alguien que priorizó su tiempo al nuestro. 

Pero seamos honestos, nosotros también lo hacemos. No escribo esto desde una posición inmaculada, libre de errores, vicios o malas prácticas. Escribo esto como recordatorio.

Hace unos días me encontré con un artículo donde se hablaba de este tema y se enunciaban algunas reglas que ya todos conocemos: 
  1. Seamos breves y concisos en nuestros correos para facilitar la tarea al destinatario.
  2. Modifiquemos el subject si es necesario para clarificar.
  3. Si debemos reenviar, escribamos arriba de todo, en concreto, qué es lo que necesitamos del destinatario.
Eso, dice el artículo, además de darnos más rápido lo que necesitamos, nos hará mejores líderes o compañeros en el trabajo.

Seguimos pensando..

Comentarios