La tecnología va mejorando las visitas a los museos


La experiencia de visitar museos a cambiado mucho. Las herramientas disponibles hoy en día para potenciar sus contenidos hacen que las visitas sean muy distintas a las de antes.

Antaño el museo disponía sus cosas en un orden lógico y proporcionaba un mapa (o un índice) para que el visitante pudiera orientarse y ver las cosas que le interesaban. Algunos obsesivos como yo jugábamos a "cubrir" todos los recorridos de modo de poder decir que vimos todo.

Hoy, con la aparición de la tecnología los museos tienen la posibilidad de mejorar drásticamente la experiencia de usuario. Si a esto además le agregamos el empezar a pensar de otra manera la forma de contar las cosas, logramos un combo más que interesante.

El aprovechamiento del móvil...

Ya no es costoso tener una app para el celular o la tablet que reemplace al mapa en papel, con información agregada a la que es posible ver en cada muestra (que el visitante puede consumir o no según su interés). Aprovechando el GPS de dichos dispositivos, es posible orientar a cada paso al visitante. Además, gracias a proveer WIFI gratis dentro de sus instalaciones, ni siquiera es necesario que el visitante tenga servicio de datos mientras está allí. 

No me consta que se haga pero imagino que alguno estará también explotando ya la información capturada de los dispositivos. Patrones de circulación de los visitantes, horarios pico, las atracciones más interesantes, etc. Para el caso hacer lo que Disney hace, que es sugerir cosas a los visitantes a partir de entender los patrones de tráfico que hay en sus parques.

El story telling...

Por otro lado, también se nota una maduración en la forma de presentar los contenidos propia de esta nueva época. Hoy el storytelling manda

En muchos casos es posible ver cómo la distribución de las salas, las conexiones entre ellas y la forma de presentar las historias ha cambiado. Ya no hay un recorrido único, sino que hay distintas formas de ver las mismas cosas, dependiendo del objetivo del visitante. 

Ahora, además del objeto en sí mismo y las notas típicas debajo de él, es posible escuchar historias relatadas por personas, tener las audio guías (cada vez más sofisticadas), ver videos explicativos o interactuar con pantallas touch.

Sobre este último punto, es revelador ver a los niños y jóvenes. Pueden pararse a ver una pintura, un objeto antiguo o alguna cosa en exposición (a la vieja usanza) pero si hay un dispositivo para interactuar, van a ir primero ahí. Tal vez es una mesa touch que permite ver un diagrama 3D, tal vez es un headphone que permite escuchar a alguien contando una historia y a veces es directamente un juego que explica un concepto.

La transformación digital no sólo se vive en los hogares y las empresas, también es posible verla en otros ámbitos.

Seguimos pensando..

Comentarios