La democratización de la tecnología

En un interesante artículo, Scott Brinker habla sobre un fenómeno que viene acentuándose en los últimos años: El traspaso de poder del área de IT al área de Marketing. Es cada vez más común ver que, tanto ese gasto como los proyectos tecnológicos, son comandados por áreas de Marketing y/o Producto en lugar de IT. 

Este fenómeno en muchas empresas, se da por la falta de protagonismo y/o actitud del CIO, pero también por algo más: La democratización de la tecnología. Es decir, la aparición de software que permite a "ciudadanos comunes" realizar tareas complejas antes reservadas a expertos. Scott habla de "citizen technology" aunque reniega del término.

El ejemplo del website que da es claro:
"An easy example of this is website creation. Back in 1994, if you want to create a website, you needed to know HTML, how to set up an HTTP server, how to run it on a Linux box somewhere, etc. It pretty much required an IT discipline expert.
Over time, however, new tools enabled non-IT experts to build websites too. For a while, you still had to be a “power user,” even to figure out something like Microsoft FrontPage.
But today, anybody can build a beautiful website in minutes with tools like Squarespace and Wix. Superbowl advertisements for these services have become a cottage industry."

Mientras la falta de protagonismo del CIO en las decisiones tecnológicas es un problema resoluble, la democratización de la tecnología no. Resulta inevitable e inclusive deseable que esto ocurra.

Lo que las áreas de IT deben entender ante esta situación es que deben cambiar su mindset y pasar de una mentalidad de "único conocedor" a una de "divulgador o evangelizador". IT debe ser un facilitador de la adopción y un curador de tecnología. Para ello debe proveer mecanismos de evaluación de tecnología rápidos y efectivos y una visión de la arquitectura técnica que requiere el negocio (aplicaciones, infraestructura y datos). Además de desarrollar capacidades para escuchar las necesidades y los dolores del negocios, traducirlas a requerimientos tecnológicos y moderar las discusiones subsiguientes.

Seguimos pensando..

Comentarios