2017-04-12

Ese punto de equilibrio donde más pasa a ser menos

Bajo el título Are you making customers too happy? encuentro un interesante artículo de Nathan Kontny en el blog Signal v. Noise sobre lo difícil que es encontrar ese punto en el que más es menos: 
¿Cuándo debemos parar de sumar features bajo riesgo hacer que clientes felices se transformen en clientes infelices?
Con la consultoría pasa algo similar. ¿Cuál es el punto en el que debemos parar de relevar para pasar a analizar y concluir? ¿Cuánto contenido es suficiente en un trabajo? ¿Cuándo paramos de sumar cosas y empezamos a redondear, reescribir, moldear y pulir lo que tenemos?

Hay muchos trabajos donde la cantidad no es la respuesta, sino la calidad. La calidad de lo dicho, la forma en que lo decimos, la forma en que lo presentamos[1], la forma en que lo escribimos. 

Tal vez diciendo menos, además logramos un efecto mayor. En muchos trabajos la magia está ahí y no en la cantidad de páginas. Saber leer eso rápidamente es crucial.

Seguimos pensando..


[1] La forma puede ser un Word, un Powerpoint, una imagen, un cuadro, un gráfico, texto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Muchas gracias por comentar. Por favor deja tu nombre y/o email, los comentarios son mucho más valiosos cuando se sabe quien los hace.