2017-03-17

Sobran boletas

Tengo la suerte de tener un departamento desde hace varios años. Este hecho me ha traído múltiples alegrías y algunas pocas incomodidades. La más grande de todas es la acumulación de boletas. Tengo varias cajas de archivo repletas. 

Algún día, cuando logre juntar valor, tomaré esas cajas y las tiraré sin mayores miramientos. Mi amiga abogada me dice que no tengo que conservar esos papeles más de X años pero yo me resisto. No sé bien si el sentimiento tiene connotaciones románticas o paranoicas.

La buena noticia es que si bien tengo muchas, de a poco el ritmo de acumulación va bajando. Varios de los prestadores de servicio se han pasado al formato electrónico por lo que sus facturas llegan "digitalmente". A su vez, los comprobantes de pago también se pueden guardar electrónicamente, sin necesidad de imprimir papel. 

Resulta poco entendible a esta altura del partido que queden prestadores que se manejan exclusivamente con papel. Varios alegan que su rentabilidad está comprometida pero dejan escapar una oportunidad única para ahorrar costos. Sí entiendo a los que tienen un esquema mixto, no todos están listos para hacer el cambio radical, hay gente que necesita la boleta y no se maneja bien con las computadoras. Estos cambios deben hacerse cuidando la experiencia de usuario.

En ese sentido es interesante lo que algunos hicieron para favorecer el cambio y el consiguiente ahorro: Ofrecieron incentivos (hasta económicos) para que la gente opte por el resumen electrónico en lugar del físico. De este modo la gente quería pasarse y no fue obligada.

Un poco de software, un poco de gestión del cambio, otro poco de experiencia de usuario y por último gestión de proyectos para lograr así reducción de costos y mejora del medio ambiente. Así sí se hacen las cosas.

Seguimos pensando..

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Muchas gracias por comentar. Por favor deja tu nombre y/o email, los comentarios son mucho más valiosos cuando se sabe quien los hace.