2016-04-04

#consultip 250. El cierre del servicio se planifica

Hace un tiempo decía que el proyecto no termina hasta que no conseguimos el sign-off del cliente. Esta es una verdad inevitable, si nosotros decidimos terminar un proyecto unilateralmente no sólo estamos cerrando mal ese proyecto, también estamos afectando todos los futuros proyectos con ese interlocutor y, tal vez, con el cliente entero.

El momento del cierre es crítico. Si lo hacemos bien las chances de que el cliente se quede con un gustito dulce y busque la forma de contratarnos nuevamente son más altas. Si lo hacemos mal y se queda con un gusto amargo, lo pensará dos veces. Es por eso que el final no sucede, se planifica, se prepara, se trabaja específicamente. Además, todavía puede pasar algo peor con un mal cierre, y es que el proyecto no termine, que se estire y que consuma más recursos, afectando así la rentabilidad.

¿No me creen? Pregúntenle a Djokovic cómo le cayó jugar un set más con Del Potro en este partido.

La capacidad de generar buenos cierres, aún en malos proyectos, es fundamental si queremos generar relaciones de confianza y mantener a nuestros clientes.


Seguimos pensando..

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Muchas gracias por comentar. Por favor deja tu nombre y/o email, los comentarios son mucho más valiosos cuando se sabe quien los hace.