2015-06-12

Nadie está preparado para tanta incertidumbre

Un problema que veo casi a diario en el mundo de los servicios de TI es que nadie está preparado para manejar incertidumbre en los proyectos y tareas del día a día. Quieren el plan, quieren el costo y quieren las fechas. Yo mismo demando muchas veces lo mismo, conmigo y con los demás.

Pasamos gran parte del tiempo planificando cosas que, de un plumazo, cambian. Eso nos lleva a pensar si vale la pena tanta planificación. De hecho hay un hashtag #noestimates dando vueltas por ahí del que cuelgan ideas relacionadas con esto.

Si queremos empezar a ser más dinámicos y más responsive en nuestro día a día de los negocios o los proyectos, tendremos que aprender a tolerar más incertidumbre. En un mundo donde hay giros cada vez más seguidos y abruptos, tenemos que aprender a conducir las cosas de otra manera.

No en todo, no todo el tiempo, pero claramente el ratio plan vs. no plan debe cambiar.


Seguimos pensando..

4 comentarios:

  1. Capaz deberiamos abandonar el 'planning paralisis' y ponernos a hacer las cosas en vez de pensarlas...


    sigamos haciendo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y algo intermedio? Ni muy-muy, ni tan-tan?

      Eliminar
  2. Deberíamos dejar de confundir 'planificar' con 'construir una visión'. La primera actividad es absolutamente obviable. La segunda es esencial.

    Y acá suelto amarras y me pongo a delirar sin culpa: el problema viene de suponer que medios y fines son cosas distintas. No arbitrás medios para conseguir fines, y entonces planificás que medios procurarás. La realidad no es tan sencilla, las cosas se mezclan, se tuercen, se autojustifican y vos va a tener que improvisar. Tené una idea de que querés, y más o menos que cosas ayudan y cuales no.

    Jorge Luis lo sabía, igual que supo todo: "Luego reflexionó que la realidad no suele coincidir con las previsiones; con lógica perversa infirió que prever un detalle circunstancial es impedir que éste suceda."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y si estás volando un poco..

      Yo creo que los planes sirven porque te permiten coordinar mejor, prevenir problemas, entender cuando sucederán las cosas, etc. Pero también creo que los planes son modelos de una realidad futura que sirven hasta cierto punto.

      Una vez en el ruedo tenes que ser flexible y estar dispuesto a cambiar, o simplemente tirar, el plan cuando sea necesario.

      Tenemos que pensar qué conviene en cada caso. Pensar es la clave!

      Seguimos pensando..

      Eliminar

Muchas gracias por comentar. Por favor deja tu nombre y/o email, los comentarios son mucho más valiosos cuando se sabe quien los hace.