2015-02-06

Perdiendo agilidad

Da pena ver cómo las empresas van perdiendo agilidad, como van haciendo cada vez más rígidas sus dinámicas de trabajo y sus procesos más estructurados. 

Claro, el crecimiento muchas veces obliga a prevenir cierto tipo de problemas/riesgos que cuando eran más chicas no tenían. La respuesta para manejar ciertos cambios de escala generalmente es el orden (u ordenarse). 

Tal vez más que pena es nostalgia de aquellos tiempos en los que "entre pocos" resolvíamos todo rápida y exitosamente.

Un aspecto clave a monitorear es que esa pérdida de agilidad no nos haga perder oportunidades relevantes[1].

Seguimos pensando..

[1] Digo relevantes porque durante el crecimiento es normal empezar a perder oportunidades. Lo que te sirve cuando sos chico no necesariamente te sirve cuando sos grande.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Muchas gracias por comentar. Por favor deja tu nombre y/o email, los comentarios son mucho más valiosos cuando se sabe quien los hace.