2014-06-27

El arquitecto de hoy y el Chief Programmer de Mills, ¿40 años de diferencia?

El arquitecto hoy debería ser como el Chief Programmer de Mills de hace 40 años. Alguien que con su experiencia multiplica el trabajo de los demás. Los capacita, los ordena, los orienta, inclusive se sienta a programar las partes sensibles del desarrollo si es necesario. En definitiva, alguien que hace mejor a todo el equipo.

Desgraciadamente a veces te encontras con que el arquitecto es un ser oscuro que sólo opina sobre todo lo que otros están haciendo mal o sobre lo que “debería haberse hecho”, sin poner un dedo en el teclado.

Seguimos pensando..

4 comentarios:

  1. Ojala nos encontráramos seguido con este profesional con el cual da gusto trabajar y aprender.
    Conozco pocos con ese tipo de perfil y entre ellos incluyo al genio de Guillote (Guille) Filia, un arquitecto que además es líder, acompaña en todo momento.

    Da gusto trabajar con gente así, expertos en lo técnico y excelentes seres humanos, con las "Soft Skills" bien trabajadas. Y que les gusta liderar "desde la trinchera", tirando código a la par de uno.

    Genial la entrada Ernesto, como de costumbre.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por los comentarios Damián y sí Guille es un grande!

      Eliminar
  2. Coincido con la publicación, con Mills y los comentarios.

    Resumiría la responsabilidad del arquitecto en:
    - Potenciar técnicamente al equipo; el como se podría discutir en otro post (ya que formas, hay muchas).
    - Dirigir y controlar el desarrollo del sistema en los aspectos técnicos.

    Lo que veo mucho hoy en día en la industria, es que los arquitectos hacen un diseño de alto nivel, dan algunos lineamientos y después se "borran".
    Creo que deberían velar por el cumplimiento de los factores técnicos (reqs funcionales de relevancia arquitectónica y reqs no funcionales), durante todo el proceso de construcción del software.

    Hoy se ve al arquitecto como alguien que llega, dice como hacer las cosas, desaparece y vuelve a aparecer solo cuando hay algún incendio. Y si a eso se le suma la carencia de -las infravaloradas- "soft skills" que la mayoría de arquitectos tienen produce un cóctel contraproducente para un proyecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, muchas gracias por tu aporte!

      Seguimos pensando..

      Eliminar

Muchas gracias por comentar. Por favor deja tu nombre y/o email, los comentarios son mucho más valiosos cuando se sabe quien los hace.