2014-04-23

Las prácticas de gestión no son más importantes que las de ingeniería

El otro día se dio una conversación interesante en Google Plus sobre el uso de las prácticas de gestión y técnicas por parte de los equipos de desarrollo de software.

Gracias a una referencia de Lorenzo Jorquera, encontré un interesante artículo llamado FlaccidScrum de Martin Fowler, en el que se mencionaba algo que pienso desde hace un tiempo.

Hay mucha más preocupación de los equipos de proyecto sobre temas de gestión que sobre temas de ingeniería. Están tan preocupados por temas de organización y prácticas de comunicación –que son importantes obviamente- que dejan de lado temas cruciales de ingeniería.

Estas ideas tienen origen en esta cita de Mary Shaw referenciada por Santiago Ceria:

“Software has engineering challenges aplenty, and mislabeling management and process issues as “engineering” diverts attention from the equally important technical issues of creating a systematic, scientific basis for an engineering discipline. Our prospects would be better if we’d recognize the former as software management, allowing the latter to fully occupy the mindspace of software engineering. No other engineering discipline suffers this confusion.”

Seguimos pensando..

1 comentario:

  1. Gracias por comentar en trainedchimpanzees.blogspot.com.ar Ernesto. Coincidimos, Sucede exactamente lo mismo en las empresas que estan aplicando las metodologias de desarrollo Agiles. Se focalizan solo en las practicas de gestion, de mejora de la comunicacion y organizacion de los proyectos pero de las practicas duras o tecnicas nadie se ocupa. Y es una lastima porque de acuerdo a los autores XP en particular y Agiles en general historicamente surgieron como un contrapeso de la parte de gestion, como una forma de tender un puente entre el gerenciamiento y la parte puramente tecnica, de ingenieria. "Old habits die hard" dice la cancion.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Por favor deja tu nombre y/o email, los comentarios son mucho más valiosos cuando se sabe quien los hace.