2013-01-26

¿Expertise o confianza? Esa es la cuestión..

A la hora de comparar distintos proveedores para un mismo servicio podemos pensar en dos ejes:
  1. El nivel de expertise que el proveedor tiene para realizar la tarea.
  2. El nivel de confianza que tenemos de él.
A partir de ello podemos pensar en una matriz de dos dimensiones muy simplificada que nos mostrará qué opciones tenemos.

Como suele suceder, hay dos opciones fáciles y dos difíciles. Primero las opciones fáciles:
  • Tener un proveedor de confianza que tiene expertise en lo que necesitamos. Allí optar por él no debería producirnos mayor incertidumbre. Es el mundo ideal, en el que todos queremos vivir.
  • Tener un proveedor que no es de confianza y no tiene expertise en lo que necesitamos. Está claro que no es candidato y estaríamos en la tierra del nunca jamas (en un sentido más negativo que el de Peter Pan).
Lo difícil es decidirnos entre un proveedor que creemos que tiene expertise pero que no conocemos y otro que no tiene expertise pero que nos inspira confianza.

Bueno, mi opinión general la di en este consultip donde decía:
[018] Generalmente contratar basado en la confianza es mejor que contratar basado en el supuesto expertise.
Obviamente que esto no es una regla y hay excepciones como por ejemplo cuando el proveedor con expertise puede acreditarla claramente. Además no hay que olvidar este otro consultip:
[023] A veces logramos mayor confianza/credibilidad por las cosas sobre las que decimos "no sé" o "no puedo".
Si nuestro proveedor de confianza realmente es bueno y no puede dar el servicio, debería excluirse solito.
Seguimos pensando..

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Muchas gracias por comentar. Por favor deja tu nombre y/o email, los comentarios son mucho más valiosos cuando se sabe quien los hace.