2012-07-04

Estilo

stylesDías atrás escribí el siguiente consultip:

Los entregables de un proyecto deben compartir el mismo estilo. Deben estar escritos y presentados siguiendo pautas comunes.

Cuando lo hice pensaba en la idea de compartir, como mínimo, aspectos básicos: el tipo de letra utilizado, los logos, el formato de documento, su diagramación, etc.. Fue en un momento donde me di cuenta que sistemáticamente debo corregir ciertos documentos antes de entregarlos al cliente puesto que lo que viene no cubre mis reglas básicas de cómo deben presentarse.

En entornos muy complejos la igualdad de estilo puede ser una cuestión vital.

Wikipedia por ejemplo tiene su propio manual de estilo en el cual se describen ciertas reglas que intentan dirimir las posibles dudas que los contribuyentes puedan tener a la hora de escribir allí. La complejidad aquí está dada principalmente por la gran cantidad de personas involucradas.

A medida que el proyecto incluye menos gente, la criticidad disminuye. No obstante, el punto sigue siendo válido. La documentación de un proyecto debe mantener cierta coherencia. En uno pequeño tal vez no tenga sentido escribir un manual de estilo pero ¿qué pasa si estamos ante una gran cantidad de proyectos chicos muy parecidos? La respuesta no es obvia o única.

Ahora bien, podemos no estar de acuerdo en qué punto un proyecto empieza a requerir cuidar el estilo entre sus documentos, pero estoy seguro estaremos de acuerdo en que el estilo debe mantenerse dentro del mismo documento. Suena obvio, pero a veces no lo es.

Aquí va una lista incompleta de cosas que no deberían pasar en un mismo documento:

  • Tener tipos de letra diferentes para secciones similares.
  • Tener tamaños de letra diferentes para secciones similares.
  • Tener una diagramación esquizofrénica que cambia de una página a otra.
  • Alternar la voz en la que escribimos el texto.
  • Mezclar lenguaje formal e informal.
  • Alternar uso y no uso de acentos.

Y si hablamos de powerpoint, podemos ser más específicos:

  • Alternar el uso de puntos al final de las oraciones (en algunas si, en otras no).
  • Alineación esquizofrénica de los textos (bullets).
  • Alineación esquizofrénica de las imágenes.
  • Uso de la paleta de colores aparentemente aleatorio.
  • No respetar la estructura implícita o explícita de la presentación.

Obviamente podemos ser tan rigurosos como queramos con el tema. Podemos distinguir tipos de documento por formato (reglas para word, para powerpoint, etc.) o por tipos de entregable (propuestas a clientes, documentos de proyecto, manuales, etc.). La moraleja es que debemos ser sensibles al estilo de los documentos que generamos. Por allí se va una buena cuota de la aceptación que luego tendrán entre sus lectores.

Seguimos pensando..

1 comentario:

  1. Estoy de acuerdo, los entregables son parte de la imagen que vendemos, son la evidencia del trabajo que realizamos, no solo en su contenido sino tambien en su forma.
    Los entregables de una empresa debieran tener siempre templates pre-establecidos, como bien nombras en tu nota, ya sea por herramienta o por tipo de entregable (mejor aun una combinacion de ambos !!!) =)

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Por favor deja tu nombre y/o email, los comentarios son mucho más valiosos cuando se sabe quien los hace.