2012-06-02

Consultoría (más) Ágil

Así como no hay una metodología de desarrollo que sirva para cualquier tipo de proyecto, lo mismo ocurre con la consultoría. Distintos tipos de proyectos de consultoría requieren distintos tipos de enfoque y de metodología de trabajo.

Desde hace un tiempo vengo pensando que en cierto tipo de proyectos de consultoría las metodologías ágiles tienen mucho para aportar. Pienso en esos proyecto que por lo general son cortos, involucran equipos reducidos y temas abiertos, difusos y poco explorados (por el cliente y por el consultor).

En este contexto, el concepto de consultoría artesana (que yo igualo con el de consultoría boutique que algunos utilizan) me parece poderoso.

Pensando y buscando sobre esto, me encuentro con el post Consultoría Artesana y Métodos Agiles donde se explora la relación entre ambos. Si bien no todas las ideas son aplicables al tipo de proyectos que caen en mis manos, el artículo resulta ser un punto de partida para el análisis.

Resalto uno de los pasajes más significativos, a mi criterio:

“El fin del powerpoint-informe-final-de-proyecto como un objetivo en sí mismo del proyecto. Este es uno de los elementos más potentes y dinamitadores que veo. El propio proceso del proyecto se constituye en un resultado del mismo: intercambio abierto, construcción de conocimiento pasito a pasito, consciencia y conciencia de que el proyecto no se acaba del todo, metodología que luego quedará, confianza adquirida entre las personas componentes del proyecto, ... son en sí mismo resultados que perdurarán y deberían ser benéficos para la organización de forma permanente.”

Es obvio que debe haber un entregable pero, como he dicho otras veces, la idea de que "vivir el proceso es parte del valor que el cliente obtiene por el servicio” me parece muy potente.

Seguimos pensando..

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Muchas gracias por comentar. Por favor deja tu nombre y/o email, los comentarios son mucho más valiosos cuando se sabe quien los hace.