2012-04-21

El mito de llegar a cero

El que crea que puede bajar a cero su cantidad de tareas pendientes no entendió nada. Siempre vamos a tener más cosas para hacer, cualquiera sea nuestro trabajo, nuestra profesión o nuestra situación. Más vale acostumbrarse a eso (y rápido). 

Como decía en otro post podemos tener un día perfecto en el que hacemos todo lo que nos proponemos pero es eso, un día. 

Por lo general siempre nos van a quedar cosas para después. Esto se debe a que, a medida que recorremos el día y vemos que estamos terminando todo lo planeado, nos invade un deseo irrefrenable de hacer más cosas. No basta con lo planeado, queremos más. Es como una ley de Murphy (si no lo es, debería serlo). Algo parecido a “no intente llegar a cero en su lista de pendientes, siempre se agregará algo más”

Ok, hay gente a la que eso no le pasa. Bueno, voy a excluir de mi –muy opinable- generalización a esa pequeña e iluminada porción de la humanidad.

En este punto la buena práctica es conocida, tratemos de evitar los agregados.

Seguimos pensando..

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Muchas gracias por comentar. Por favor deja tu nombre y/o email, los comentarios son mucho más valiosos cuando se sabe quien los hace.