2011-11-16

Entusiasmo

Todo libro nuevo genera expectativas. Lo empezamos con la idea de que nos entretenga, nos enseñe o nos agregue valor. Tenemos entusiasmo y está bien que ese sea el estado mental.

Dependiendo del libro la sensación se mantiene o se desvanece. La reflexión viene por el lado negativo: si el entusiasmo se va, dejen el libro. Ya habrá tiempo para retomarlo si nos arrepentimos. Hay demasiado por conocer como para perder el tiempo allí. La pila de libros para leer es infinita. Se los digo y me lo digo.

¿A qué otras cosas es aplicable este razonamiento?

Seguimos pensando..

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Muchas gracias por comentar. Por favor deja tu nombre y/o email, los comentarios son mucho más valiosos cuando se sabe quien los hace.