2011-03-08

El efecto multiplicador de las personas

Pensemos en dos números: R (de resultado) y M (de multiplicador). Primero asumamos que R es mayor a cero y luego pensemos en M. Si M es mayor que 1, al multiplicarlo por R, el resultado obtenido (digamos R') será mayor a R. En caso contrario, si M es menor que 1, R' será menor a R.

Ahora definamos el multiplicador Mp (léase el múltiplicador de la persona "p") para identificar la capacidad de una persona para contribuir, desde su trabajo, al resultado final que logrará un equipo. 

A partir de lo dicho en el primer párrafo, podemos hacer algunas observaciones sobre Mp:
  1. Las personas con Mp igual a 1, aportan lo justo al resultado sin empeorarlo ni mejorarlo. Tomemos este como el resultado base.
  2. Las personas con Mp mayor a 1 lograrán un efecto "multiplicador" positivo sobre el resultado final pues lograrán un resultado mayor al que se lograría poniendo una persona de Mp = 1.
  3. Las personas con Mp menor a 1 lograrán un efecto negativo sobre el resultado puesto que el resultado final será un poco peor al resultado base.
  4. El caso Mp <= 0 no lo comento por razones obvias.
    Y ¿por qué toda esta perorata pseudo matemática? Pues porque trabajamos en proyectos con personas y cada una de ellas tiene un efecto-multiplicador que consciente o inconscientemente aplica a los resultados del/su equipo. Es una noción subjetiva y arbitraria pero real.

    ¿No me creen que esto es así? Piensen en los niños y cómo juegan. 

    Todos en nuestra infancia hemos participado de juegos de equipo (como por ejemplo podría ser el fútbol en mi país) y para poder hacerlo, debíamos pasar por el tortuoso proceso de "armar los equipos". Más allá del método que cada uno utilizaba (en mi caso hacíamos "pan y queso"), al final del día siempre se trataba de dos personas eligiendo de alguna manera al resto de sus compañeros. Esta elección se hacía teniendo en cuenta "un no se qué" que a esa altura de nuestras vidas no podíamos precisar: el efecto-multiplicador de nuestros compañeros de juego. 

    La moraleja del post es tener siempre presente este efecto no sólo a la hora de elegir al equipo sino también cuando interactuamos con los demás compañeros de trabajo. Traten de tener siempre un efecto multiplicador mayor a 1 y busquen siempre gente que les proporcione lo mismo a ustedes.

    Seguimos pensando..

    2 comentarios:

    1. Interesante, aunque tengo la siguiente duda. Este efecto multiplicador es innato en las personas o se aprende durante la vida? Qué pasa con los chicos que son rechazados en el pan y queso? Terminan teniendo baja autoestima para desarrollanse en su vida? Habría que asistirlos psicológiamente?
      Saludos!!!

      ResponderEliminar
    2. Fernando,
      gracias por tu comentario.

      En mi opinión hay gente que nace con cierto talento para desempeñar ciertos roles dentro de un equipo y otra que no. No obstante creo que, aún si no los traes de fábrica, hay ciertos hábitos que pueden ir adquiriéndose con disciplina y trabajo.

      El ejemplo de los chicos sirve para explicar el concepto pero no para extrapolar. No creo que los chicos que son malos jugando al fútbol por ejemplo, tengan problemas que van más allá de eso. O, dicho de otra forma, los problemas en deportes de equipo serían síntomas de una problemática mayor.

      Volviendo al tema de equipos de trabajo en IT, la cuestión es que si no te sale naturalmente, tenes que disciplinarte de alguna forma. De otro modo, tarde o temprano el tema impactará en tu carrera laboral.

      Saludos

      ResponderEliminar

    Muchas gracias por comentar. Por favor deja tu nombre y/o email, los comentarios son mucho más valiosos cuando se sabe quien los hace.