2011-01-03

Éxito organizacional: Un juego de negociación permanente a 360 grados

En el post For Successful Collaboration, Think Outside the Box se menciona un aspecto que considero clave a la hora de ser exitoso logrando que las cosas sucedan en las organizaciones de hoy en día:

As organizations become increasingly specialized, matrixed, and global, most senior managers — like this executive — recognize that they no longer have control over all of the resources they need to achieve their goals. Instead of getting things done through direct authority, they need to influence peers, share resources, create ad hoc teams, and reset priorities. The problem is that senior executives don't have nearly enough time to orchestrate all of these shifts singlehandedly. Instead they need their managers to recognize the cross-functional linkages, seek out the people they need, and make things happen. It needs to be part of the culture.

Antes, para poder asegurar el éxito, podíamos exigir tener el control de todos los aspectos del problema. Por ejemplo: dirigir a todas las personas involucradas, tener toda la información necesaria, controlar o revisar todas las decisiones. “Si quieren que les asegure el éxito, entonces tengo que tener los medios para hacerlo” se escuchaba por ahí.

En las organizaciones actuales esto ya no es posible. El mundo se ha vuelto un lugar mucho más complejo y difícil de manejar. Los clientes, los mercados, las organizaciones y los empleados han cambiado. Algunos ejemplos de esto: las áreas gozan de mayor autonomía, los objetivos no siempre están 100% alineados entre pares y/o áreas (existen juegos de suma cero), los empleados ya no obedecen ciegamente y las organizaciones ya no son islas (hay eventos externos que tienen un impacto interno mucho más fuerte que antes). Algo de esto mencioné en “10 postulados del cluetrain manifiesto que una empresa de consultoría debe tener en mente”.

Es por eso que hoy para lograr resultados debemos jugar un juego de negociación permanente, 360 grados y eligiendo en cada momento la forma. Permanente porque no nos permite relajarnos hasta lograr el objetivo (siempre habrá fuerzas que intentarán desviar la energía de la organización hacia otros lugares). 360 grados porque es hacia todos los niveles de interacción incluyendo a los jugadores internos (jefe, pares, directos, ..) y a los externos (clientes y proveedores). Eligiendo la forma porque será necesario hacerlo con la pluma, con la espada y/o la palabra.

Seguimos pensando..

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Muchas gracias por comentar. Por favor deja tu nombre y/o email, los comentarios son mucho más valiosos cuando se sabe quien los hace.