2009-12-30

Balance Equilibrado

Llega esta parte del año y es inevitable hacer "balances". Es decir tratar de entender si nos fue bien, si nos fue mal, si tuvimos un año positivo o negativo. Algunos le dedican a esta tarea 30 segundos y otros varias horas. Hay quienes tienen un método y quiénes no. Depende un poco del nivel de obsesividad que cada uno de nosotros lleva dentro. :-)

En mi caso tengo una listita de cosas que escribo al principio del año y que luego reviso al final (sí, soy informático y estructurado!) pero esa no es la cuestión. El punto en realidad, más allá de la forma y el tiempo dedicado, es que siempre es buena práctica hacer balances.

Hacerlo permite como mínimo  3 cosas:
  1. Objetivizar un poco "el cómo nos fue". Ponerlo en perspectiva y no auto engañarnos pensando que nos fue bárbaro, cuando en realidad nos fue mal (o viceversa).
  2. Enfocarnos, ver lo que quedó sin hacer o lo que hicimos en exceso.
  3. Sincerarnos, entender por qué pasó lo que pasó. Las razones por las que algo no salió por ejemplo.

La idea no es nueva, más bien todo lo contrario (Scrum tiene sus retrospectivas, GTD tiene sus revisiones semanales, los programas de desempeño tienen sus revisiones anuales y cualquier metodología de gestión tiene sus postmortems o cierres).

Pero como es fin de año y estamos revisando, vale la pena el recordatorio.

Buen año para todos, seguimos pensando..

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Muchas gracias por comentar. Por favor deja tu nombre y/o email, los comentarios son mucho más valiosos cuando se sabe quien los hace.